Saltar al contenido

Comprar Cuencos Tibetanos

Del antiguo Tíbet, nos llegan los Cuencos Tibetanos, un instrumento que provoca una vibración que calma la mente y eleva la frecuencia del ser humano. Hace muchos años que los toco y te voy a contar todo lo que se, además de aconsejarte para cuando vayas a comprar un Cuenco Tibetano.

Vamos a conocer los cuencos cantores.

formacion sonoterapia barcelona 2024

Qué son los Cuencos Tibetanos y para qué sirven

Los cuencos tibetanos son instrumentos idiófonos (o sea, que vibra o suena toda su superficie). Se tocan con diferentes tipos de baquetas y producen un sonido sanador que nos ayuda a relajarnos, calmar la mente y equilibrar nuestra energía. El sonido del Cuenco Tibetano tiene una resonancia profunda y es muy utilizado en Occidente para realizar sesiones de sanación y desbloqueo.

Aunque se llaman Cuencos Tibetanos y se fabrican sobre todo en Nepal, en la cultura Tibetana no se suelen utilizar para hacerlos sonar o para conciertos de Cuencos. El uso terapéutico se realiza sobre todo en Occidente, donde se ha desarrollado profundamente para ayudarnos a relajarnos y estar en paz con nuestro cuerpo y mente.

Comprar un Cuenco Tibetano en Barcelona

¿Quieres probar cuencos tibetanos en Barcelona?, puedes contactar conmigo para ayudarte a encontrar tu cuenco tibetano. Vamos a hablar sin compromiso, estaré encantado de ayudarte.

Te recomiendo que antes de adquirir un cuenco tibetano, tengas claras algunas cosas que has de saber antes.

  • El tamaño del Cuenco. Cuanto más grande, el sonido será mas resonante y profundo. Aunque también será más caro.
  • El grosor del Cuenco. También afecta a su sonido. A más grosor, mejor sonido y tendrá más duración.
  • Grabados y dibujos. Puedes adquirir un cuenco liso o con grabados en el metal, siendo mucho más estéticos. Existe la teoría de que determinadas formas geométricas también nos afectan, por tanto, la combinación entre geometrías y sonidos, puede ser muy potente.
  • No tengas prisa. Si has de probar todos los cuencos de la tienda, pues lo haces. Hablamos de encontrar tu cuenco o más bien, de que el cuenco te encuentre a ti. Paciencia y dejarse sorprender.
  • La frecuencia o afinación del cuenco. Cada cuenco tiene su propio abanico de frecuencias, que siguen unas proporciones matemáticas que se dan en la Naturaleza. No existe una frecuencia buena y otras malas, ya que todas siguen estas mismas fórmulas matemáticas. Sencillamente busca un sonido que conecte contigo y ya lo tienes.

Cómo se activa un Cuenco Tibetano

El cuenco tibetano se puede tocar o activar de diferentes maneras. Podemos golpearlo con una maza o baqueta y producirá un sonido resonante muy relajante. Las baquetas pueden ser de diferentes materiales, con lo que se conseguirán resonancias distintas.

También lo puedes tocar deslizando la baqueta por el borde del cuenco, con lo que se consigue un sonido agudo mantenido. Es lo que se conoce por «hacer cantar al cuenco tibetano».

Cómo saber si un cuenco tibetano es bueno

Es muy importante que sepas cómo distinguir entre diferentes tipos de cuencos tibetanos, aunque como siempre, tu intuición y cómo conectes con el cuenco, es lo más importante.

Existen cuencos hechos a mano. Se reconocen por que presentan irregularidades, se nota que se ha hecho a martillo.

También existen los cuencos hechos con prensas y moldes. También suenan muy bien.

El tamaño del cuenco importa mucho. Cuanto más grande, más resonante será y tendrá mayor efecto sanador.

¿Cómo se limpian los cuencos tibetanos?

Mis cuencos los suelo limpiar con agua con limón. Estoy durante un rato frotando la superficie tanto externa como interna, para que quede bien mojada. Al usar jugo de limón, me ayuda a quitar las manchas. Eso sí, después hay que limpiar muy bien el cuenco con agua (nunca agua salada), para evitar que el limón pueda oxidar el cuenco.

No utilices nunca productos químicos de limpieza, ya que puedes dañar el cuenco.

Qué frecuencia emite el cuenco tibetano

Cada cuenco cantor emite una serie de frecuencias o sonidos. El sonido fundamental y luego una serie de armónicos superiores. Todos estos sonidos se activan al tocar el cuenco con la baqueta.

En función del peso, tamaño y grosor, cada cuenco va a tener su propio sonido. No existe un sonido correcto y otro equivocado. Cada cuenco tiene su personalidad propia y es bueno que los pruebes para saber cuál conecta contigo.

Quién inventó los cuencos tibetanos

Su origen se remonta a hace bastantes siglos, posiblemente entre el siglo IX y XII, aunque no se puede asegurar del todo. Como cuenco cantor, aparece en Nepal, aunque el uso original era menos musical. Sencillamente se usaba como cuenco para pedir limosna por los monjes budistas. También era el cuenco donde se ponía la comida. Como ves, muy práctico. Su uso para generar sonidos terapéuticos y sanadores es más propio de la cultura occidental.