Saltar al contenido

Funda para Didgeridoo : Modelos y Consejos

La funda para nuestro Didgeridoo es algo fundamental, para poder llevarlo bien protegido y que a la vez sea cómodo y fácil de transportar.

Con una buena funda, vas a poder llevar tu Didge adonde quieras sin peligro. Mira estos modelos de Fundas y las recomendaciones que te he escrito para que puedas escoger la correcta.

Fundas para Didgeridoos


¿Qué funda de Didgeridoo escoger?

La elección de la funda es algo que debemos hacer con atención, ya que una funda inadecuada, nos puede traer problemas. Las fundas deben adaptarse perfectamente tanto al ancho como a la longitud de nuestro instrumento.

Antes de escoger una buena funda, toma las medidas de tu instrumento. La funda debe adaptarse y ajustarse bien, para evitar que el Didge se mueva demasiado dentro al transportarlo. Vigila también que no cojas una funda demasiado pequeña, ya que entonces no podrá cerrar bien, con lo que el peligro de golpes en la boquilla se multiplica.

Toma medidas de la longitud, del ancho de la boquilla y del ancho de la campana, si tu Didge tiene forma cónica. Después solo has de escoger la funda correcta para estas medidas.

Y si además la Funda para Didgeridoo incorpora algún bolsillo extra, te aseguro que te irá super bien para poder guardar lo que necesites, trapo para limpiarlo, percusión menor para acompañarte, etc.

El material suele ser de nylon, ideal por ser muy resistente. Algunas fundas son de tela, aunque no son demasiado recomendables, ya que apenas protegen nada, básicamente son para transportarlo sin apenas protección. Siempre te voy a recomendar que escojas una de nylon.

Por tanto, dedica un momento a mirar tamaños y grosor de las fundas, para no equivocarte. En estos modelos que tienes, nos indican tanto el tamaño como el grosor. Solo has de comparar con atención y fácilmente vas a encontrar la mejor funda para tu instrumento Didgeridoo.